Comunicación 360º

Con la transformación digital la comunicación de las empresas ha evolucionado siendo ahora mucho más cercana a las personas y más bidireccional. Hoy en día el público quiere empresas más cercanas y auténticas.

La nueva comunicación se basa en la escucha social, la personalización de los mensajes y la creación de contenidos fundamentados en las inquietudes de nuestros clientes.

La comunicación tradicional basada en la segmentación sociodemográfica se remplaza por la segmentación por intereses y comportamientos, que se ha demostrado que es mucho más eficaz. En este nuevo escenario basado en la hipersegmentación e inmediatez a la hora de adaptar la comunicación a cada interacción con los clientes, el uso de la tecnología resulta imprescindible, ya que de otra forma no se podría gestionar.

¿Hablamos?

EL PRIMER PASO PARA LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL:

¿Quiere conocer el Índice de Madurez Digital de su compañía?

El primer paso para abordar un proceso de transformación digital, es conocer en que estado se encuentra nuestra organización, para ello calcularemos el Índice  de Madurez Digital (IMD) que nos permitirá entender en qué fase de madurez se encuenrta nuestra compañía y empleados.

Si desea conocer el IMD de su organización de forma totalmente gratuita póngase en contacto con nosotros.

La comunicación en el entorno digital nos permite obtener muchas métricas de las que antes no disponíamos. Como dice Peter Drucker, “lo que no se mide, no se puede mejorar”.

La tecnología nos permite medir la respuesta a nuestra comunicación, conocer el engagement a través de las RRSS, gracias a los shares, likes, comentarios, scroll de los usuarios en nuestra web, frecuencia con la que nos visitan, tiempo en la página, desde donde acceden, etc y toda esta información nos permite conocer mejor a nuestros usuarios y ofrecerles contenidos realmente relevantes para ellos.

Para conseguir una comunicación efectiva, esta debe ir alineada con nuestra estrategia digital y debe ser transversal, debemos adaptar los mensajes a cada uno de los canales, fijando objetivos y métricas específicas para cada uno de ellos.

Los mejores embajadores de nuestra marca son los empleados de las empresas. Por tanto, la comunicación interna es fundamental y esta pasa por que los empleados deben estar absolutamente informados de la dirección y objetivos de la empresa. Las empresas deben aplicar la misma política para sus clientes y empleados y esto pasa por ofrecerles también contenidos interesantes, que puede ser a través de la intranet e incluso utilizar el email marketing a nivel interno también.